El sequero

En la finca había un antiguo sequero de pimentón, una construcción de piedra con mortero de barro y tejas árabes antiguas. El edificio eran cuatro naves, de dos pisos cada una, separadas por un enramado de ojaranzo. En la de abajo se hacía el fuego para ahumar el pimentón y en la de arriba se extendían los pimientos para que se secaran. Adosada al sequero había una majada para guardar las caballerías, ovejas y cabras, y una cochiquera para los cerdos. También había un pequeño patio interior.

De esta preciosidad… sólo quedan algunas partes. El techo original y las cuatro naves del sequero se han caído, quedando en pie algunos de los muros de piedra. Hemos empezado a rehabilitar el espacio, para darle un nuevo uso y continuidad a su vida…

Estamos reconstruyendo la parte de la majada, para usarla como aula de formación, espacio de encuentro y lo que vaya apeteciendo. Hemos reconstruido parte de los muros utilizando la piedra original, hemos restaurado antiguas viguetas para los cargaderos de las ventanas y estamos empezando a techar el espacio.

Así estaba antes…

                                         EL PATIO                                                            

LA MAJADA

                                                  EL ENRAMADO

EXTERIORES              


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s